espiritu

Liberá espacio

Posted on Actualizado enn


Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra?”.

Lucas 13.7

La higuera estéril causa dos consecuencias negativas. La primera es que no da fruto, la segunda es que ocupa un espacio sin dejar lugar a otra higuera que sea fructífera.

Revisá la viña de tu vida y, en cada higuera que tenés plantada, fijate si está dando fruto:

  • Actividades que no dan fruto y, además, ocupan tiempo que podría ser utilizado en otras que sean productivas.
  • Dinero que utilizamos en cosas improductivas y que, por otra parte, nos falta para cosas que sí producirían buenos resultados en nosotros.
  • Clientes que no compran y, además, no nos permiten atender a otros buenos clientes que sí comprarían.
  • Tiempo que dedicamos a cosas estériles y que, después, nos falta para el descanso, el estudio, la vida devocional o el servicio al Señor.
  • Relaciones que son improductivas y que, además, nos dejan sin tiempo para relaciones que sí enriquecerían nuestra vida.

No te olvides que por cada cosa a la que decís que sí, automáticamente hay otra a la que le estás diciendo que no. Y por cada peso que gastás en algo, automáticamente dejás de tenerlo para utilizarlo en otra cosa.

Recordá que la higuera estéril no solo no da fruto sino que también impide que en su lugar haya otra que produzca fruto en abundancia.

Detectá higueras estériles, tomá conciencia del espacio que ocupan en tu vida y dedicate a cortarlas para poder disponer de espacio para plantar otras higueras productivas en su lugar.

Yo bendigo tu vida para que puedas definir las higueras que deben ser cortadas y para que puedas actuar en consecuencia, liberando espacio para plantar, en su lugar, higueras productivas.

© 2013 – Todos los Derechos Reservados –

Principios para el éxito Pastor Daniel González

Anuncios